Primer plano del trasero de Motoko Kusanagi, la protagonista de Ghost in the Shell
Ya tardaban. Esta mañana, el primer día post #YoVoy7N, alguien comentaba en Facebook algo como "por supuesto que soy solidario con las mujeres maltratadas ¿pero y que pasa con los hombres maltratados por mujeres?".

Por supuesto que los hombres maltratados por mujeres también merecen el apoyo de la sociedad, pero son problemas distintos: mientras que el maltrato de hombres por mujeres es un problema puntual el maltrato de mujeres por hombres es un problema sistémico.

¿Que por qué digo esto? Intentaré explicarme: no voy a entrar en hasta que punto la legislación vigente es igualitaria o, quizá, incluso inclinada hacia la mujer con medidas de discriminación positiva... porque la realidad es que una cosa es la ley y otra la realidad social. Y, admitámoslo: LA SOCIEDAD ACTUAL ES UN ENTORNO MACHISTA.

El problema no está solo en las estadísticas de maltrato doméstico, violencia de género, violencia machista o X (pónganle la etiqueta/eufemismo que mas les guste o mas odien, que eso solo servirá para maquillar la realidad a su gusto). El problema está mas acá de esa violencia,  en lo que todos consideramos normalidad. Y esa normalidad no está medida en estadísticas: está en lo que hacemos cada día, en lo que consumimos, en lo que somos.

¿Han visto las películas de los años cincuenta y sesenta? En muchas de ellas las mujeres suelen ser la novia o la esposa del protagonista, y rara es la película en la que no aparecen sirviendo el café o la comida a su pareja. Su mayor actividad suele desarrollarse al cuidar a un enfermo (como enfermera, por supuesto, porque el doctor es un hombre) y son varios los hombres que la protegen de todo lo que le pueda pasar.

Cartel de la serie de TV "La mujer policía"
A mediados de los años setenta las mujeres comenzaron a conseguir papeles protagonistas. En 1974 triunfaban La mujer policía (hoy no se concibe una serie policíaca sin agentes femeninas, pero en 1974 era toda una novedad) y Busquen a Christie Love (mas rompedora, si cabe, teniendo en cuenta que Christie Love era negra) y en 1976 llegarían Los ángeles de Charlie (que no de Charlotte ni de Charlene: de Charlie).

Eso sí: parece que la belleza era un requisito imprescindible en las agentes femeninas de aquellos 70... y de los 80, 90, 2000, 2010... ¿Se han fijado en la belleza de las mujeres policía de las series actuales? Sus compañeros masculinos están exentos, ya que les basta con el estándar del epitafio de John Wayne: feo, fuerte y formal.


Fotograma de la serie "Mentes criminales" en la que aparece Penélope García
Ciertamente hay algunas excepciones como la encantadora analista Penélope García, de la serie Mentes Criminales... pero Penélope es una friki, así que tiene que ser algo rarita. Las mujeres que estén en primera línea de fuego, al parecer, deben ser físicamente muy atractivas. Las analistas, forenses y demás (excepto las de CSI, que tienen que ser protagonistas) pueden atiborrarse de magdalenas y andar en zapatillas si les apetece.

Y todo esto nos lleva a el que es, probablemente, uno de los personajes femeninos mas rompedores de la ficción: la teniente Motoko Kusanagi, de Ghost in the shell. Motoko lidera a la Sección 9 (una agencia de seguridad del gobierno japonés) en sus operaciones (el jefe Aramaki se encarga solamente de la burocracia y las relaciones con políticos, pero no entra en combate). Motoko es una cyborg con un cuerpo totalmente artificial, por lo que el hecho de que sus atributos sexuales sean tan exuberantes puede considerarse un acto voluntario.

No pasan desapercibidas, sin embargo, ciertas imágenes en las que de vez en cuando se destacan los atributos de Motoko. Resulta difícil encontrar encuadres similares sobre el cuerpo de sus compañeros de la Sección 9, todos ellos hombres.

Y la cuestión es: si el estándar de empoderamiento de la mujer en la sociedad actual es el marcado por las agentes de policía top model y por la hipersexualizada Motoko Kusanagi ¿realmente podemos decir que la sociedad actual es igualitaria? Quizá no sea tan raro que haya quien mire a Penélope García con pena (es gorda, la pobre) y se alegre por ella si se echa un novio gordo y feo (y friki como ella, al fin y al cabo es a lo mas que puede aspirar). Al fin y al cabo todo lo que esté por debajo del estándar tiene que conformarse con lo que le salga y se le está haciendo un favor si uno se va con ella ¿No?

Éste es el verdadero problema. Y no se arregla solo publicando en el BOE, Hace falta mucho trabajo de concienciación social durante mucho tiempo: no hablamos de ideas que se forman en una tarde, sino de formas de ver el mundo que tardan mucho tiempo en empapar la conciencia.
Publicado por

Last modified: Saturday, 22 April 2023, 8:45 PM