Hombres profesores: más allá del 8 de marzo

 

Yo, con una sudadera feminista

Una de las cuestiones que nos hacemos algunos profesores (hombres) en esto del feminismo es si podemos ser feministas. Por un lado resultaría ridículo pretender erigirnos ahora en líderes del movimiento feminista (nada más masculino que pretender ser el niño en el bautizo, la novia en la boda y hasta el muerto en el entierro: nuestro afán de protagonismo no conoce límites), pero tampoco podemos ponernos de perfil. En este sentido aclara bastante el Manifiesto de la Red Feminista de Extremadura del 8 M de 2019 al decir lo siguiente:

Hacemos un llamamiento a los hombres feministas para que no confundan el no tener que liderar el movimiento feminista con no tener que hacer nada por el cambio de los propios hombres, entendiendo que el patriarcado también les afecta a ellos.

No es, en cualquier caso, una cuestión sencilla de responder, y la diversidad de posturas al respecto por parte de las distintas corrientes feministas no ayuda a aclarar las cosas.

La reciente aprobación de la LOMLOE, no obstante, ha dejado las cosas claras: hay que ser, al menos, coeducadores. Y, sinceramente, veo difícil coeducar sin adoptar posicionamientos feministas. El hecho es que si hemos aceptado el encargo de ser profesores no es para enseñar matemáticas, ciencias, literatura o idiomas: es para formar personas en todos sus aspectos. 

Dicho de otra forma: como profesores somos responsables de un espacio, el aula, y de lo que ahí ocurra. No podemos delegar esa responsabilidad, que es nuestra, en "las feministas": en el aula solo estamos nosotros y nuestro alumnado, y se supone que los profesores somos nosotros. La cuestión es si vamos a aceptar de una vez la responsabilidad que nos corresponde o vamos a seguir poniéndonos de perfil.

En el caso de que aceptemos nuestra responsabilidad (porque es lo justo y porque nos lo exige la LOMLOE) me remito a la famosa cita de Kelley Temple:

Los hombres que quieren ser feministas no necesitan que se les dé un espacio en el feminismo. Necesitan coger el espacio que tienen en la sociedad y hacerlo feminista.

El aula es nuestro espacio, y hacerlo feminista ya es un desafío importante. Empecemos por ahí y, luego, ya iremos viendo. 


Last modified: Saturday, 22 April 2023, 6:30 PM