Año 75 después de Auschwitz

Entrada del campo de concentración de Auschwitz
CC By-SA Bibi595
Tal día como hoy, hace 75 años, caía el campo de exterminio de Auschwitz. El horror del holocausto del régimen nazi estaba llegando a su fin.

Auschwitz será recordado, entre otras cosas, por el uso del Zyklon B para el exterminio masivo de prisioneros en cámaras de gas. Irónicamente el Zyklon B fue una modificación del Zyklon A, una creación del químico judío Fritz Haber. Haber, premio Nobel de Química de 1918 por su proceso de síntesis del amoniaco, había participado en la Primera Guerra Mundial desarrollando armas químicas para el ejército alemán, hecho que llevó al suicidio de su esposa Clara Immerwhar (también química y de ascendencia judía) en 1915 y de su hijo Hermann en 1946.

El régimen nazi, conocedor del talento de Haber, quiso reclutarle. Pero debido al rechazo de los nazis respecto a otros científicos judíos Fritz Haber abandonó alemania en 1933, al igual que parte de su familia. Algunos de los parientes de Haber que no abandonaron el país murieron en los campos de concentración envenenados con el Zyklon B que Haber había contribuido a crear.

Cuatro años después que Haber, en 1937, sería Hedwig Eva Maria Kiesler, también judía y casada a la fuerza con un fabricante de armas nazi, la que huiría a Hollywood para convertirse en Hedy Lamarr. Sus conocimientos sobre armamento e ingeniería la llevaron a crear un sistema de control remoto para torpedos y misiles para combatir contra el ejército alemán, aunque el ejército norteamericano tardó décadas en aplicar las ideas de Lamarr. Actualmente su trabajo es la base de sistemas de comunicaciones como WiFi o Bluetooth.

Un año después de la fuga de Hedy Lamarr, en 1938, sería la también judía Lise Meitner quien huiría del ascenso nazi. Meitner, junto con Otto Hahn (quien, en su juventud, había trabajado a las órdenes de Friz Haber), había desarrollado la teoría de la fisión nuclear. A Hahn se le concedió el premio Nobel de Química de 1944 por su trabajo sobre la fisión nuclear (ignorando a Lise Meitner, cuyo nombre había sido ocultado por ser judía), aunque no pudo recogerlo hasta después de la guerra por haber sido hecho prisionero por los norteamericanos.

El mismo año que Meitner, 1938, el italiano Enrico Fermi huyó a Nueva York para proteger a su mujer, Laura Capon, que era judía. Fermi había militado en el partido fascista, pero lo rechazó cuando se promulgaron leyes racistas.

Un año antes de la fuga de Haber, en 1932, fue Albert Einstein (también judío), quien había huído a los Estados Unidos. Conocedor de los trabajos de Meitner y Hahn escribió una carta en la que avisaba al presidente norteamericano de lo que podía ocurrir si los nazis conseguían desarrollar una bomba atómica. La alarma disparada por Einstein dió lugar en 1942 al Proyecto Manhattan por el que el gobierno norteamericano se dispuso a desarrollar armas nucleares. Al frente estaba el también judío, aunque norteamericano, Robert Oppenheimer. Al proyecto, entre otros, se unió Enrico Fermi. Lise Meitner fue convocada, pero se negó a desarrollar armas.

Last modified: Thursday, 20 April 2023, 7:57 PM