La sororidad de Susan

Fotografía de Jocelyn Bell
Launch of IYA 2009, Paris - Grygar, Bell Burnell cropped.jpg (CC By-SA)
En la escuela de la pequeña Susan las niñas no estudiaban ciencias: estudiaban las labores propias de las mujeres norirlandesas de los años cincuenta, cosas tales como cocina y costura. La ciencia era cosa de hombres, no de niñas.

Pero el padre de Susan era el arquitecto del planetario Armagh, y no estaba en absoluto de acuerdo con la política discriminatoria de la escuela. Convencido del potencial de su hija la envió a estudiar a la Mount School en York (Inglaterra), un centro cuáquero donde la pequeña Susan tuvo la suerte de encontrar un profesor que la orientó en sus primeros pasos en la física.

En 1967 Susan, que a sus 24 años era una estudiante de posgrado en Cambridge, descubrió la primera señal electromagnética que sería identificada como un púlsar. Aquel descubrimiento de Susan llevaría a la entrega del premio Nobel de Física de 1974... a su director de tesis, Antony Hewish.

Susan Jocelyn Bell Burnell, astrofísica, tiene hoy 75 años y una brillante carrera plagada de reconocimientos, siendo uno de los últimos la concesión del Breakthrough Prize en la categoría Física Fundamental, dotado con tres millones de dólares. Jocelyn Bell acaba de anunciar que destinará esos tres millones de dólares a la creación de un fondo de becas para que mujeres, comunidades étnicas y personas refugiadas puedan estudiar física.

Last modified: Tuesday, 18 April 2023, 8:12 PM