El mes del Orgullo

El mes del Orgullo

by Ángel Vázquez Hernández -
Number of replies: 0

El mes del Orgullo

Todavía pasa desapercibida la fecha, pero el 17 de mayo fue el Día Internacional Contra la Homofobia y Transfobia, y el 28 de junio es el Día del Orgullo.

¿Y? Pues resulta que las personas LGTBIQ+ están por todas partes, y cuando digo por todas partes me refiero a que también forman parte de nuestro alumnado, a veces de forma visible…


…y, también a veces, de forma invisible, oculta, escondida por temor al rechazo, al «qué dirán», a salir del armario.

Sobre el papel todos nuestros centros son inclusivos y respetan la diversidad, pero en la práctica ¿Cuántos de nuestros centros tienen algún protocolo de prevención contra el bullying por LGBTIfobia?

¿Y hay algún plan de formación del profesorado respecto al colectivo LGTBIQ+? A menudo me encuentro con compañeros y compañeras (con les compañeres no pasa lo mismo) que no conocen el significado de términos tan simples como cis, identidad de género, orientación sexual… De conceptos como aro/ace, genderfluid y otros ya ni hablamos, porque eso es para nivel avanzado. Voy tomando notas de aquí y de allá sobre todos estos temas y otros, porque yo mismo tampoco lo tengo todo claro.

Y, con estos mimbres ¿Cómo hacemos un cesto? ¿Qué puede hacer el profesorado? Aquí no puedo hablar más que por mí mismo, como profesor de educación de personas adultas, cis hetero, más o menos normotípico, presunto neurotípico, payo. Pues, para empezar, parafraseando a Kelley Temple, podríamos decir que los hombres que quieren ser aliados LGTBIQ+ no necesitan que se les dé un espacio en el colectivo. Necesitan coger el espacio que tienen en la sociedad y hacerlo inclusivo.

¿Y eso cómo se hace? Bueno, empecemos escuchando a la comunidad LGTBIQ+, que pide cosas tales como:

*Educar en la diversidad (bueno, eso lo pide el colectivo LGTBIQ+ y también la legislación vigente, tanto la autonómica como la nacional).

*Apoyar al alumnado LGTBIQ+, tal como pide la FELGTB en su campaña Espejos en las aulas:

 


Todo esto, claro, evitando el queerbaiting y sin pretender ser ni mejor ni peor que nuestro alumnado. No somos normales ¡Nadie es totalmente normal! Si acaso somos más o menos normativos, y tampoco tengo claro que eso sea algo bueno en este mundo.


Por cierto: el resto del curso nuestro alumnado LGTBIQ+ sigue ahí, en el aula. Lo de acordarnos del colectivo a final de curso como que no va a servir de mucho…


Publicado

2 de junio de 2024

en